martes, 20 de enero de 2009

COMO IONÁ

ME SENTÍ COMO IONÁ
QUE EN UN BARCO ESCAPÓ,
LA TORMENTA ESTALLÓ,
LA BALLENA ME TRAGÓ
Y LUEGO ME DEVOLVIÓ.

ENTONCES LO COMPRENDÍ,
Y A NÍNIVE ACUDÍ
A ADVERTIR A BABILONIA
QUE NO SIGUIERA ESA HISTORIA.

PERO ELLA NO ESCUCHÓ,
NO LO VIÓ NI LO SINTIÓ.
SU SENDERO NO SIGUIÓ

MÁS CÓMODO RESULTÓ
CONTINUAR SIN LA MEMORIA
DEL ANTIGUO MACABEO.

IGUAL DI-S LO PERDONÓ.
MÁS VIDA LE CONCEDIÓ
AL PRÍNCIPE QUE DESTELLÓ,
AUNQUE PRONTO SE APAGÓ
Y EN SIERVO SE CONVIRTIÓ.

DECLARÓ A PESAR DE TODO
“MI SER ESTÁ CON USTEDES”
PERO YO ME PREGUNTÉ
¿Y TU CUERPO, DÓNDE ESTÁ?
SI EL SIERVO NO SIRVE AL PRÍNCIPE
QUE INCÓMODO VA

No hay comentarios:

SUSCRIBITE A CLUB MAZALOT ARTE

Accesories & Jewelery